bannerquehacemos

Ciudad y Democracia

Derechos Urbanos

El 18 de junio 2005, un grupo de organizaciones vecinales, de los mercados y de distintas comunas del país se reunió en la sede de Ciudad Viva para armar una campaña común para fortalecer los “pequeños” conflictos locales que están definiendo las ciudades chilenas, sin una adecuada participación ciudadana. Todos aquellos involucrados en conflictos por ruido, seguridad, torres, túneles, autopistas, destrucción de patrimonio, eliminación de ferias y mercados, falta de ciclovías y buenas condiciones peatonales, atraso en Transantiago, fueron invitados –y siguen estándolo!- a integrarse en esta campaña, vital para construir un futuro sustentable para nuestro país.

La Coordinadora de los Derechos Urbanos representó a diversas agrupaciones vecinales que trabajan por la unidad y coordinación de los distintos barrios, con el propósito de elaborar una estrategia común, una forma de lucha que intenta ir más allá de una simple colección de tácticas aisladas.

DECLARACIÓN CIUDADANA DE DERECHOS URBANOS
16 de noviembre 2005

Considerando que la libertad, justicia, tolerancia y seguridad son valores y principios a los que debe siempre aspirar una sociedad democrática;

Entendiendo que la democracia es un sistema de gobierno que tiene por principios fundantes y cooriginarios a la soberanía popular y a los derechos fundamentales de las personas;

Reconociendo que la democracia representativa se ha consolidado como forma de gobierno;

Comprendiendo que las ciudades son espacios sociales en los cuales se debe y puede profundizar la democracia representativa, tanto mediante la participación activa de los ciudadanos como por la defensa, promoción y respeto de sus derechos fundamentales;

Asumiendo el desafío de profundizar la democracia representativa requiere que las personas asuman sus derechos y cumplan con sus deberes ciudadanos;

Toda persona tiene derecho a:

La permanencia en el mismo barrio, sector o comuna cuando existan intervenciones urbanas.

La participación ciudadana en el diseño, desarrollo, aplicación y gestión en las políticas e intervenciones urbanas. Este derecho debe ser promovido por el Estado en forma temprana, en todas sus etapas, financiado y vinculante.

Disfrutar de un espacio público bello, útil al encuentro social, accesible y seguro.

Acceder a la información pública respecto del diseño, desarrollo, gestión y aplicación en las políticas públicas e intervenciones urbanas.

Desplazarse en forma segura y sin obstáculo.

Acceder fácilmente al equipamiento comunitario, comercial, cultural, local, comunal.

Vivir y desarrollarse en un medio ambiente respetuoso de sus elementos urbanos, sociales, culturales y naturales. Este derecho incluye la obligación de ponderar y priorizar adecuadamente la rentabilidad social, cultural y ambiental de un proyecto o regulación.

La cercanía espacial al equipamiento, servicios e infraestructura urbana.

La belleza urbana.

La vivienda participativa e integrada socialmente.

La identidad barrial.