bannerquehacemos

Transporte

El transporte tiene un impacto enorme en las posibilidades de las personas de acceder a los puestos de trabajo, la educación, la cultura, la recreación, los lugares de compras (con precios más razonables), la vida social y familiar, etc. etc. Por esto mismo, desde el Banco Mundial y muchas organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil, y desde hace más de 10 años, se busca mejorar las condiciones de los pobres justamente mejorando sus posibilidades de acceder a los bienes de la ciudad (y la sociedad).

En Santiago, el transporte ofrece claras posibilidades de enfrentar el tema de la desigualdad de una manera original y muy efectiva, en plazos relativamente cortos, como demuestra la experiencia de otras ciudades de América Latina (Bogotá y Curitiba entre ellas). El acceso que las personas tienen al trabajo, la educación, todos los bienes de la ciudad: todo depende de su capacidad de movilizarse, y a un costo que puedan absorber. Una infraestructura que privilegie el automóvil sobre todo otro modo claramente es problemático.

El transporte activo, o sea la caminata, la silla de ruedas y la bicicleta, son modos de transporte extremadamente importantes en nuestra ciudad. Mientras menor el ingreso, más la gente debe depender de estos modos, particularmente para viajes más cortos y, en el caso de viajes más largos, el transporte público. Para las mujeres en particular, el sistema de transporte urbano actual es extremadamente problemático ya que está claramente demostrado en la literatura sobre este tema que las mujeres encadenan sus viajes. O sea, al tener que cumplir múltiples funciones por su rol culturalmente definido, tienen que viajar entre varios puntos: dejar los chicos en la escuela, ir al trabajo, pasar a comprar algo para la once, pasar a atender algún pariente enfermo, etc. etc. Esto significa que el sistema les resulta extremadamente caro. Y además, el transporte público no es muy amistoso con las personas que viajan con bultos, siendo difícil navegar escaleras, encontrar espacio en los carros del Metro y los buses, etc.